top of page
Buscar
  • Foto del escritoramgradefes

Reflexión...

Y es que con esta nueva entrada en nuestro blog, reanudamos las actividades de nuestra Agrupación Musical. Y comenzamos con las palabras de Don Raul, consiliario de la Cofradía.


"Sirvan mis primeras palabras para dirigirme con especial afecto a todos los integrantes de nuestra Agrupación Musical de la Cofradía de Nuestra Señora de los Dolores de Gradefes.

Es para mí un honor poder unirme, a través de estas líneas, al gozo de vuestra puesta a punto en internet mediante la página oficial de nuestra Agrupación Musical.

Es imposible para mí quedarme al margen de vuestra iniciativa, no sólo por ser vuestro párroco y por ende consiliario, sino y especialmente, porque en vosotros siempre he encontrado la presencia fiel y activa en las iniciativas parroquiales, litúrgicas y solidarias.

Creo que este compromiso vuestro, no brota simplemente de vuestra afición por la música, sino que Dios, a través de este medio se hace el encontradizo con cada uno de vosotros. Cada nota, cada interpretación, está impregnada de una sensibilidad personal que, deseo de todo corazón, tenga siempre su origen en el amor de Dios.

Vuestra participación más destacada, a la vista de la mayoría, está en torno a las celebraciones de la Semana Santa, pero en realidad, vuestro compromiso y entrega impregna nuestra vida parroquial durante todo el año.

Es éste un verdadero testimonio de lo que significa o debería significar para todos nosotros la Semana Santa: el encuentro personal, no como espectadores sino en nuestra propia vida, de la experiencia pascual de Nuestro Señor y Salvador Jesucristo, para poder ser verdaderos cristianos, testigos de su resurrección en cada ámbito de nuestra existencia.

La Semana Santa está, toda ella impregnada de Dios: del amor del Padre, la entrega del Hijo, la confirmación en nuestro interior que somos nuevas criaturas por el sacrificio de Cristo y la acción del Espíritu Santo en nosotros por nuestro bautismo, que hace posible en cada uno de nosotros entrar en la muerte: muerte a los resentimientos, a los rencores, a los vicios, a la mentira, al odio, al desinterés por nuestros hermanos que sufren, a la ira, a las malas palabras y pensamientos; muerte a la lujuria, la avaricia, la codicia, a poner nuestra confianza en el dinero y los bienes de este mundo, muerte a la falta de amor y perdón.

La vivencia espiritual de esos días santos nos impulsa a creer que todos nuestros pecados han sido crucificados en Cristo, a arrepentirnos verdaderamente y pedir al Señor que transforme nuestro corazón.

Por eso, mi oración y mi esfuerzo personal siempre será que cada uno de vosotros pueda acercarse a la intimidad con Dios, cada día y especialmente en esos días santos, para que surja en cada corazón el anhelo por hacer la voluntad de Dios y la fuerza para que vuestro testimonio vaya siempre más allá de una nota o un redoble de tambor: ¡que vuestra vida sea siempre la mejor música para Dios!

Un abrazo y felicidades por esta iniciativa."



D. Raúl Alonso Aguilar Azofeifa.

Consiliario Cofradía Nuestra Señora de los Dolores.

128 visualizaciones0 comentarios

Comments


Commenting has been turned off.
bottom of page